Envejecimiento saludable y activo

Las personas en todo el mundo viven más tiempo que antes y la expectativa es que vivan hasta los 60 o más. La Organización Mundial de la Salud estima que la población mundial de 60 años o más alcanzará un total de 2.000 millones para el 2050, incrementándose a partir de los 900 millones en 2015. El ritmo de envejecimiento de la población también es mucho más rápido de lo que era en el pasado.

Sin embargo, los adultos mayores de hoy no son parecidos a los de las generaciones anteriores. Están desafiando la conducta típica de las personas mayores y están transformando lo que significa ser mayor en términos de estilo de vida y necesidades de consumo. Por ejemplo, el 47% de los consumidores de 65 años y más consideran que la tecnología tiene un impacto positivo en sus vidas sociales mientras que el 58% de ellos hacen ejercicio al menos una vez a la semana[2].

La "midorexia", como Euromonitor la llama, indica una tendencia entre los consumidores de mediana edad y mayores a comportarse como si fueran más jóvenes, demostrando en consecuencia, interés en una larga lista de productos de salud y belleza que los mantiene jóvenes. Es más, muchas personas de esta población han acumulado suficiente riqueza, especialmente si han vivido en países desarrollados en momentos de prosperidad y crecimiento económico. Por lo tanto, representan un mercado que observaremos desde cerca.

Existen tres necesidades de mercado distintas dentro del segmento de adultos mayores. Los que tienen entre 50 y 60 años de edad están interesados en mantenerse activos, bellos y en buena forma. Por otra parte, quienes tienen entre 60 y 80 años se concentran en mantener su independencia. Por último, aquellos de 80 o más generalmente precisan atención médica específica. Cada uno de estos segmentos constituye una oportunidad interesante que brinda el mercado.

Los alimentos funcionales atraen el interés de los consumidores de 55 años en adelante [3]

.

¿Cómo podemos ayudarlo a aprovechar la oportunidad?

El colágeno es una manera brillante de responder a las tantas oportunidades que presenta esta forma saludable y activa de envejecer. De hecho, para cada uno de los segmentos que se describen arriba, el colágeno ofrece soluciones prometedoras a sus necesidades.

Gracias a sus efectos beneficiosos para la salud de la piel, el colágeno ayuda a las personas entre 50 y 60 años a mantener una apariencia joven por más tiempo. Además, también los beneficia al hacer ejercicio. Para las personas entre 60 y 70 años, un grupo etario para el cual la independencia es crucial, el colágeno es una aliado útil ya que se ocupa de la salud de sus huesos y de las articulaciones y por lo tanto, de su movilidad. Por otra parte, para los ancianos, el colágeno es una excelente fuente de proteínas que ayuda a reducir los efectos de enfermedades como la osteoporosis, la sarcopenia o la osteoartritis.

El 64% de los consumidores de 55 o más consideran que los productos orientados a sus necesidades individuales son muy interesantes o interesantes [4]. Sin embargo, esto se cumple siempre y cuando estos productos no estén explícitamente orientados a “personas mayores”, porque solo el 17% de estos consumidores comprarían productos específicamente diseñados para su grupo etario. Más aun, los consumidores mayores prefieren marcas reconocidas y de confianza. Y es aquí donde SOLUGEL® puede hacer una gran diferencia; gracias a su excelente solubilidad y neutralidad en términos de olor y sabor, puede ser fácilmente utilizado para aumentar los niveles de proteína en productos existentes.

[1] GlobalData's 2016 Q3 Global Consumer Survey; [2] GlobalData's 2017 Q1 global consumer survey; [3] GlobalData's 2015 Q4 Global Consumer Survey; [4] GlobalData's 2016 Q3 Global Consumer Survey; [5] GlobalData's 2016 Q3 Global Consumer Survey.